http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/avinyonet-puigventos-tira-contenedor-libros-biblioteca-4947394

El alcalde alega que los ejemplares no tenían ningún valor y que se quería convertir la sala en un espacio de 'coworking'

Bartolomé justifica el cierre de la instalación cultural porque durante los 15 años que llevaba abierta solo había recibido cinco visitas

 

ACN / AVINYONET

 

Jueves, 3 de marzo del 2016 - 18:37 CET

La reconversión de la sala donde se hallaba la biblioteca pública de Avinyonet de Puigventós en un espacio de ‘coworking’ ha desencadenado una polémica en este pequeño municipio del Alt Empordà. Hace unos días trascendió que los libros depositados en la biblioteca acabaron en un contenedor después de que el equipo de gobierno municipal constatará que no tenían valor económico.

Buena parte del fondo de la biblioteca provenía de aportaciones de particulares, entre ellos la del abogado Josep López de Lerma (que donó 546 libros), que estudia denunciar al consistorio porque considera “una pérdida irreparable del patrimonio cultural y bibliográfico del municipio”.

ADVERTISING
 

MATERIAL RECICLADO

Este jueves, el grupo municipal de ERC, que está en la oposición, ha solicitado la celebración de un pleno extraordinario para que el equipo de gobierno dé explicaciones sobre el caso. El alcalde de Avinyonet, Josep Bartolomé (CDC), ha reconocido que es posible que la forma en la que se desprendieron de los libros haya sido “una decisión precipitada”, pero mantiene que, como mucho, había unos 700 volúmenes –y no 2.000 como se ha dicho, ha asegurado-- porque estaban en mal estado y no tenían ningún valor.

El alcalde ha explicado que la idea inicial era vender los libros para entregar a Cáritas el dinero obtenido, pero como algunos libreros consultados les dijeron que el fondo no tenía ningún valor, al final decidieron tirarlos en el contenedor azul de la escuela, para que los alumnos pudieran obtener material escolar en función del peso del material reciclado.

Bartolomé también ha destacado que muchos de los ejemplares estaban “rotos, rayados y declasificados” y que no había ni un solo volumen “de valor”. El alcalde también ha justificado el cierre de la biblioteca porque durante los 15 años que llevaba abierta solo había recibido cinco visitas.

CRÍTICAS DE ERC Y RECOGIDA DE FIRMAS

El grupo municipal de ERC ha impulsado la convocatoria de un pleno extraordinario para exigir explicaciones sobre “el desmantelamiento” de la biblioteca municipal “y el destino de los más de 2.000 libros que había depositados en el equipamiento”.

Lluís Ezquerra, portavoz de este grupo, ha desmentido al alcalde y ha negado que hubiera un acuerdo para cerrar la biblioteca. “Es totalmente falso. En el plenario se aprobó la ubicación de un proyecto de ‘coworking’ en la planta superior de este equipamiento, compartiendo el espacio con la biblioteca”, ha insistido.

En el municipio se ha iniciado una campaña de recogida de firmas para que se vuelva a abrir la biblioteca, aunque por el momento se desconoce qué catálogo de libros podría ofrecer ahora el público.